Bienvenido amigo, bienvenida amiga... En este blog no existen las fronteras, ni las diferencias,...

Bienvenido amigo, bienvenida amiga... En este blog no existen las fronteras, ni las diferencias,...
Nicaragua, Argentina, España, Panamá, Chile, Perú, México, ...

viernes, 18 de julio de 2008

Desde el corazón

A través de este mundo de los blogs me he encontrado con personas de todo tipo. Las hay que les gusta la poesía y escriben maravillosamente. Otras, con una habilidad envidiable, hacen unas manualidades impresionantes. Muchas unen imaginación y técnica para expresar con su pintura sentimientos y sueños. Pero todas coinciden es ser buenas personas, "buena gente", como decimos en Andalucía.

Hace unos día recibí de Maloles un regalo virtual: un Premio a la Fantasía. Me hizo mucha ilusión, que una persona que no me conoce físicamente, se acordara de mí para pasarme este premio. Yo quiero aprovechar esta entrada para compartirlo con las personas que, desde el primer día en que nació este blog, comparten conmigo esa fantasía de "Encontrarnos en las estrellas". Ojalá sigamos muchos años soñando, Melba, Meli, Paco, Eduardo, Javier, Jeannette, Galindo, Merr.

Hoy he recibido otro regalo. También me lo ha hecho una persona que no conozco personalmente, pero que me ha tocado el corazón. Me ha enviado dos libros de poesía, pequeños, antiguos (sabe lo que valoro las cosas antiguas). Uno es de Baudelaire y otro de Federico García Lorca. También quería compartir mi alegría con vosotros, no todo van a ser penas.


Ojeando el libro de Lorca me he topado con un romance que hacía mucho tiempo que no leía. Es largo, pero es impresionante. Cómo sabe Federico jugar con las palabras, qué dominio, qué maestría. Me gustaría que, si queréis, después de leerlo lo comentemos. Creo que es un romance con mucho contenido y muy rico en las formas.



ROMANCE DE LA GUARDIA CIVIL ESPAÑOLA


A Juan Guerero

Cónsul general de la poesía.


Los caballos negros son.

Las herraduras son negras.

Sobre las capas relucen

manchas de tinta y de cera.

Tienen, por eso no lloran,

de plomo las calaveras.

Con el alma de charol

vienen por la carretera.

Jorobados y nocturnos,

por donde animan ordenan

silencios de goma oscura

y miedos de fina arena.

Pasan, si quieren pasar,

y ocultan en la cabeza

una vaga astronomía

de pistolas inconcretas.



¡Oh ciudad de los gitanos!

En las esquinas, banderas.

La luna y la calabaza

con las guindas se conserva.

¡Oh ciudad de los gitanos!

Ciudad de dolor y almizcle,

con las torres de canela.

Cuando llegaba la noche,

noche que noche nochera,

los gitanos en sus fraguas

forjaban soles y flechas.

Un caballo malherido

llamaba a todas las puertas.

Gallos de vidrio cantaban

por Jerez de la Frontera.

El viento, vuelve desnudo

la esquina de la sorpresa,

en la noche platinoche,

noche, que noche nochera.



La Virgen y San José

perdieron sus castañuelas,

y buscan a los gitanos

para ver si las encuentran.

La Virgen viene vestida

con un traje de alcaldesa,

de papel de chocolate

con los collares de almendras.

San José mueve los brazos

bajo una capa de seda.

Detrás va Pedro Domecq

con tres sultanes de Persia.

La media luna soñaba

un éxtasis de cigüeña.

Estandartes y faroles

invaden las azoteas.

Por los espejos sollozan

bailarinas sin caderas.

Agua y sombra, sombra y agua

por Jerez de la Frontera.



¡Oh ciudad de los gitanos!

En las esquinas, banderas.

Apaga tus verdes luces

que viene la benemérita¡

Oh ciudad de los gitanos!

¿Quién te vio y no te recuerda?

Dejadla lejos del mar,

sin peines para sus crenchas.

Avanzan de dos en fondo

a la ciudad de la fiesta.

Un rumor de siemprevivas

invade las cartucheras.

Avanzan de dos en fondo.

Doble nocturno de tela.

El cielo se les antoja

una vitrina de espuelas.



La ciudad, libre de miedo,

multiplicaba sus puertas.

Cuarenta guardias civiles

entraron a saco por ellas.

Los relojes se pararon,

y el coñac de las botellas

se disfrazó de noviembre

para no infundir sospechas.

Un vuelo de gritos largos

se levantó en las veletas.

Los sables cortan las brisas

que los cascos atropellan.

Por las calles de penumbra

huyen las gitanas viejas

con los caballos dormidos

y las orzas de moneda.

Por las calles empinadas

suben las capas siniestras,

dejando detrás fugaces

remolinos de tijeras.



En el portal de Belén

los gitanos se congregan.

San José, lleno de heridas,

amortaja a una doncella.

Tercos fusiles agudos

por toda la noche suenan.

La Virgen cura a los niños

con salivilla de estrella.

Pero la guardia civil

avanza sembrando hogueras,

donde joven y desnuda

la imaginación se quema.

Rosa la de los Camborios

gime sentada en su puerta

con sus dos pechos cortados

puestos en una bandeja.

Y otras muchachas corrían

perseguidas por sus trenzas;

en un aire donde estallan

rosas de pólvora negra.

Cuando todos los tejados

eran surcos en la tierra,

el alba meció sus hombros

en largo perfil de piedra.



¡Oh ciudad de los gitanos!

La guardia civil se aleja

por un túnel de silencio

mientras las llamas te cercan.

Oh ciudad de los gitanos!

¿Quién te vio y no te recuerda?

Que te busquen en mi frente.

Juego de luna y arena.

9 comentarios:

jeannette muñoz dijo...

Querida amiga :
Qué bonito el concepto de Premio a la Fantasía ,es nuevo para mí y me conmueve, puesto que la fibra más fina del ser humano es ,creo yo ,su capacidad de hacer arte y de crear otros mundos.Me parece fantástico!
Del romance ,es cierto que su contenido es profundo y bellamente mencionado.Al inicio ,eso de los caballos :"Tienen por eso no lloran de plomo las calaveras" .(Siempre la imágen del caballo ha representado la nobleza y total lealtad al hombre).Sencillamente maravilloso!

Javier dijo...

hola, siempre he estado enamorado de la obra de Lorca. Le toco vivir en una epoca dicifil y asi acabo. La historia no la podemos cambiar, pero si pudiera esta parte de luto y rojo, oscura, la borraria. Ya ni siquiera me valen las descalificaciones porque hacen que se me revuelvan las tripas.Me hubiera gustado que hubiera vivido mas tiempo, incluso hasta ahora, conocerle...
Tiene una sensibilidad especial, describe y narra todo... hasta los sentimientos con tal delicadeza y ternura que...un beso

Conral dijo...

Jeannette y Javier, os agradezco que sigáis estando aquí, en este blog compartido. Mucha gente nos visita y mucha gente nos tienen enlazados en sus blogs. Eso nos demuestra que podemos seguir soñando con "el encuentro" de personas dispuestas a compartir.
Bueno, os quería comentar esto. En otro momento comento el romance de Lorca, pero coincido con Javier en que murió demasiado joven, demasiado pronto. También a mí me hubiera gustado conocerlo.
Un abrazo.
Conchi

DePaco dijo...

Estoy totalmente de acuerdo con Javier en lo que dice de Lorca, así que no hay que repetir lo que bien dicho está.
En cuanto a lo que dice Jeannette (por cierto, sangre Muñoz corre por mi cuerpo y...no sólo sangre) sobre las "calaveras de plomo" creo, amiga, que se refiere no a los caballos,nobles y leales, sino a sus jinetes, en este caso, a dos guardias civiles (cuerpo militar de orden público y muy especial de zonas rurales, donde el pueblo gitano en otras épocas estaba más extendido y temían la presencia de estos guardias.Hoy este cuerpo no desarrolla una labor represiva, como ocurrió no hace tantos años, pero sigue siendo temido - y respetado- porque son la autoridad de tráfico en carretera y claro, las multas no le gustan a nadie.
Perdón por este rollo. En definitiva lo que quería es dar las gracias a Conchi porque sabe lo que me gusta Lorca.
Un saludo a los miembros y personas que se acercan por este blog.

Conchi (Conral) dijo...

Gracias a ti, Paco, por seguir pasando por aquí y por tu tiempo para aportarnos ideas sobre el impresionante romance de Lorca.
Como muy bien dices este poema representa el enfrentamiento entre los gitanos y la guardia civil española en tiempos de la dictadura del general Primo de Rivera.
El poema está lleno de metáforas y es muy denso, muy trágico. Pero eso fue lo que se vivió en aquella época.
Lo mismo que se está viviendo en otros países ahora, desgraciadamente.
Un abrazo.
Conchi

jeannette muñoz dijo...

Gracias Paco por la aclaración.
Mis alumnos aveces ,me dicen ops!
(cuando se equivocan...) Hoy yo diré ops (jaja) y no hay más.Me quedé en un verso y me salí del contexto histórico y literario .Eso .
Un abrazo .
Jeannette (y el Muñoz es prestado por adopción.El sanguíneo es Calderón de la B,pero eso es otra historia ..otra vez! ya bye)

Meli dijo...

Me gustaría poder disponer de más tiempo para compartir con todos vosotros. Es cierto que en los últimos meses mis apariciones por el blog son escasas, pero ello no implica que os eche en el olvido. Al contrario, cada vez que puedo echo un vistazo para ver lo que se cuece en Las estrellas nos encontramos aunque mi grado de participación sea casi nula.

Sabes Conchi que fué un placer acompañarte en tus primeros escarceos en el mundo del blog y espero poder seguir disfrutando de tu compañía. Sabes que soñar es una de las actividades que más me gusta! Eso sí soñar despierta para escoger sueño y protagonistas!!!!

Besotes enormes y nos seguimos encontrando en las estrellas o abriendo ventanas.

Javier dijo...

otra vez por aqui conchi, lee si quieres, sino lo has hecho ya "el albatros" de baudelaire.
meli...yo soy un comunicador un poco charlatan, tertuliador o tertuliano. y me gusta que como yo sueñes despierta, eligiendo sueño y protagonistas, pa los demas. un beso. No os vais a escapar de mi...

La Calderón dijo...

Ay mujer! Has terminado de rematarme. He parado en la estación de Federico, y justo en éste romance que yo tengo como caballo de batalla y cada vez que lo interpreto, te aseguro que estoy en el tiempo y en lugar, termino tiesa de espanto, pues veo las capas siniestras, veo a Rosa de Los Camborios, con sus dos pechos cortaos, puestos en una bandeja, creo que en otra vida he sido gitana. En mi blog he publicado hace un tiempo álgo :"Fué hombre, y su esencia/vió en gotas de sangre/ las rosas más bellas/ que el rosal no diera/ vió, la luna grande/ besando aquél niño/ que al pozo cayera/ oyó melodías, oyendo al gitano/ golpear en el yunque/ que el bronce puliera. /Y yo, estoy mirando/ los claveles blancos/ que luto vistieran/ formados en fila/ haciendo la guardia/ porque al Federico/ la torva justicia/ ¡¡Muerto lo quisiera!! (continúa)
Por hoy, cierro la computadora...besosssss
Susana....