Bienvenido amigo, bienvenida amiga... En este blog no existen las fronteras, ni las diferencias,...

Bienvenido amigo, bienvenida amiga... En este blog no existen las fronteras, ni las diferencias,...
Nicaragua, Argentina, España, Panamá, Chile, Perú, México, ...

martes, 22 de julio de 2008

¡No me hagas daño!


Estamos en verano en España. Cada año se producen numerosos incendios en los campos y se queman muchas hectáreas de bosques con la consiguiente pérdida de miles de árboles.
Mucha, mucha gente sabemos que ellos, los árboles, pueden ser la salvación de nuestro planeta, pero si cada vez hay menos, difícil lo tienen.

Hoy quiero compartir este sentimiento junto con una plegaria digna de ser conservada: La plegaria del Árbol, que encontré en el blog de Sabela y que ella, amablemente, me permitió que la publicara en nuestro blog, además de enviarme la foto del lugar donde se encuentra dicha plegaria en Lugo (Galicia).

Gracias, amiga. También yo soy defensora de los árboles y creo que desde el más pequeño al más antiguo debemos cuidarlos y protegerlos.




PLEGARIA DEL ÁRBOL


Tú que pasas y levantas,

contra mí tu brazo,

que inconsciente me zarandeas,

antes de hacerme daño,

mírame bien.

Yo soy el armazón de tu cuna,

la madera de tu barca,

la tabla de tu mesa,

la puerta de tu casa,

la viga que sostiene tu techo,

la cama en que descansas.

Yo soy el mango de tu herramienta,

el bastón de tu vejez,

el mástil de tus ilusiones y esperanzas.

Yo soy el fruto que te nutre y calma tu sed,

la sombra bienhechora que te cobija,

contra los ardores del sol,

el refugio bondadoso de los pájaros,

que alegran con su canto sus horas,

y que limpian tus campos de insectos.

Yo soy la hermosura del paisaje,

el encanto de tu huerta,

la señal de la montaña,

el lindero del camino.

Yo soy el calor de tu hogar

en las noches largas y frías del invierno,

el perfume que embalsama a todas horas,

el aire que respiramos,

el oxígeno que vivifica tu sangre,

la salud de tu cuerpo y la alegría de tu alma.

Y hasta el fin,

yo soy el ataúd,

que te acompaña al seno de la tierra.

Por todo eso,

tú que me miras,

tú que me plantaste por tu mano,

tu que me diste el ser y,

puedes llamarme hijo...

Óyeme bien,

mírame bien...

¡Y no me hagas daño!


5 comentarios:

Sabela dijo...

A diario visito este blog, nunca dejé comentario ¿no sé por qué?, pues me gusta establecer comunicación con los blogs que, como éste, son tan interesantes. Hoy, me hago presente, para agradecer a Conral la publicación de la Plegaria del árbol, bella plegaria que merece ser conocida. Gracias también por la Luz de la esperanza es una forma de unión con todos/as los/as afectados/as (aunque en una proporción menor los hombres también pueden padecer el mal).
Con mucho agrado y placer os seguiré leyendo.
Abrazos.

Conchi (Conral) dijo...

Sabela, gracias por tu visita, por tu generosidad al compartir esa hermosa Plegaria del árbol y por tu comentario. Espero que cuando nos visites nos dejes algún comentario, si te apetece.
Un fuerte abrazo.
Conchi

Jerusalem dijo...

¡Que bonita plegaria paisana!
Es cierto,que casi hemos tenido las dos entradas en nuestro blog con el tema de los arboles, será que este calor sofocante hace que nuestras mentes vayan en busca de cobijo.

Un besote enorme y cuidado con la caló :-)

Javier dijo...

conchi, sabes que me gusta el arte, todo el arte !la poesia! tambien, es un buen vehiculo de comunicacion, de transmision de ideas, sensaciones, sentimientos...YO ME SIENTO ARBOL, LOBO, AGUILA, NIÑO HAMBRIENTO, MUJER MALTRATADA, ETC, ETC, PERO COMO AL ARBOL A MI TAMBIEN ME QUEMAN Y A LAS BRUJAS DE ANTAÑO, TE ACUERDAS, UN BESO, PERO PROTESTO, ME REVELO...A VER COMO TERMINA ESTO, UN BESO

La Calderón dijo...

¡¡¡AY SEÑOR!!! ERES UNA MUJER INCREÍBLE CONCHI, CUANDO ENVIÉ MI PRIMER COMENTARIO, TE DIJE QUE RECORRÍA TU BLOG EN ETAPAS, PUES ME PARECÍA ESTAR RECORRIENDO UN GRAN PAÍS, PUES NO TERMINO DE SORPRENDERME, CREO QUE ESTOY RECORRIENDO EL PLANETA, ME ENCANTA LA PROFUNDIDAD DE LO QUE ESCRIBES, QUE, POR SUPUETO, DEJA TRASLUCIR TU EXQUISITO INTERIOR, ERES VERDADERAMENTE ¡¡INCREÍBLE!! PERO EXISTES Y ES MARAVILLOSO QUE ASÍ SEA....
Susana.......